Desaparecidos recibirán flores en el día de Todos los Santos

Familiares podrán visitar las tumbas de víctimas de la Guerra Civil

Dia de todos los Santos
Soldados ejecutados por la dictadura franquista

Este año será un Día de los Santos especial, porque luego de casi un siglo, aquellos que murieron defendiendo Bilbao, o en el contexto de la guerra civil, fueron identificados tras el gran hallazgo de cuerpos en el cementerio de Begoña (Bilbao) en marzo de 2022. 

 

“Sin duda para estas familias será un día de los santos más conmovedor ya que por fín pudieron reunirlos en las  tumbas de sus pueblos», refiere Anartz Ormaza, coordinador del proyecto de búsqueda de la Sociedad de Ciencias Aranzadi. 

 

Ormaza comenta que el trabajo de exhumaciones que comenzó en octubre del 2021, terminó con el descubrimiento más importante en el que fueron hallados 46 restos óseos, de los cuales 42 fueron gudaris (soldados del gobierno vasco) y milicianos republicanos que murieron en la batalla de Artxanda en 1937, antes de la toma de Bilbao por la dictadura franquista. 

En el hallazgo que fue deducido a través de las antropólogas de la sociedad, cinco de los cuerpos mantuvieron perfectamente sus chapas identificatorias que facilitó el reconocimiento de los soldados y con las pruebas del ADN  hechas posteriormente, fueron entregados a sus familiares. 

 

“Fue una satisfacción dar respuestas a las familias que llevaban 85 años sin conocer el paradero de sus padres o abuelos, desaparecidos en un contexto traumático de la guerra” manifiesta el arquitecto Anartz.

Dia de todos los santos.Bilbao
En marzo del 2021 se produjo el gran descubrimiento de 46 cuerpos en el cementerio de Begoña

El gran reencuentro:

Lo que para el gobierno vasco y la sociedad aranzadi terminó con un descubrimiento, para los que venían buscando a los suyos durante tantos años, significó un reencuentro familiar. Como es el caso de Fernanda de la Era,  quién se acercó en el cementerio de Begoña, buscando a su padre que falleció peleando en la guerra, sin embargo, desde su muerte ya no tuvieron ningún rastro de él,  pero para alivio de su incansable búsqueda, y gracias a las chapas identificadoras de entre los cinco soldados, pudo terminar de llorarlo, al confirmar que entre ellos se encontraba su papá.

Anartz comparte otra historia como el Tomás Rubín, gudari republicano que estaba perfectamente registrado a través de su chapa, pero que anduvo desaparecido para su familia que lo buscó por 85 años. Su mujer falleció hace algunos años y sus hijos nunca pudieron dar con su paradero, cuándo el hecho tomó público conocimiento, sus nietos  se acercaron a realizarse las pruebas del ADN y gracias a las pruebas, su único hijo vivo de 87 años logró darle el adiós que tanto anhelaba hacerlo.

Teófilo Gallego fue otro joven que murió en el contexto de la guerra, siendo civil, en un accidente laboral, oriundo de la ciudad de Burgos. Luego de su muerte, su mujer y sus tres hijos no volvieron a tener ningún rastro de él, su cuerpo también fue hallado entre los 46 restos y hace dos semanas se confirmó que se trataba del mismo joven del que nada ya nada se supo. Su nieto,  Javier Gallego, compartió en redes sociales sus agradecimientos a la sociedad Aranzadi ya que ahora su abuelo nuevamente fue puesto en la tumba con su esposa e incluso hijos. 

Además de los que ya fueron reconocidos y entregados, el Instituto de Gogora sigue analizando pruebas de ADN con los cuerpos y posibles familiares de las víctimas de la guerra civil. Todavía se sigue trabajando para conocer las procedencias de los 36 soldados a través del registro civil, empadronamiento y las pruebas laboratoriales.  Cómo el resto de los cinco soldados que aunque tenían sus chapas, se busca confirmar que se trate de los mismos.

Sociedad de Ciencias Aranzadi.
Familiares de las victimas de la guerra civil. Fotografía: Sociedad de Ciencias Aranzadi

Finalmente tras el gran hallazgo luego de 85 años, y el triste impacto de conocer la manera en la que hombres y mujeres murieron en la guerra civil en 1937,  Anartz Ormaza considera que “cuando vemos las noticias relacionadas con la guerra de Ucrania y las imágenes de las fosas comunes actuales, vemos que no hemos aprendido nada, nos seguimos comportando de la misma manera”  

“Los hallazgos que hemos realizado en el cementerio de Begoña están relacionados con la actualidad que estamos viviendo en Europa en estos momentos” manifiesta Ormaza que sostiene que el sufrimiento de la guerra siempre es el mismo, separando familias y creando un dolor que aunque pasen los años, puede ser olvidado jamás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.